Archivo de la etiqueta: Ronaldo

¿Y es que eso no puede hacerlo otro?

Luka+Modric+Real+Madrid+CF+v+FC+Basel+1893+0gqKGLRjWaElGano fácil el Real Madrid en el inicio de la Champions League ante el Basilea. Las condiciones no eran las idóneas. Con Casillas en el centro del debate, como diana de todos los males del equipo. Uno de ellos puede ser la portería, pero desde luego el mayor problema es que el equipo adolece de un rigor defensivo imprescindible para la competición de primer nivel. No ya para ganar, simplemente para rendir.

Pese a las facilidades que otorgó el equipo suizo, y lo abultado del marcador, volvieron a dejarse ver. En muchos tramos del partido el Basilea tenía con facilidad la bola, y llegaba con comodidad al área blanca. No había peligro, por falta de calidad del rival, pero sí inquietud. La pregunta era recurrente: ¿Qué sucedería con cualquier equipo de media tabla de Primera división? Suspiro acuciante.

En varias acciones del partido se pudo ver cómo Benzema, Cristiano y Bale se quedaban arriba. En ocasiones, James los acompañaba en la desidia defensiva. El resultado era un equipo partido, con Kross y Modric haciendo aspavientos y cometiendo errores fruto de la soledad y, dicho sea de paso, a que los dos son jugadores reconvertidos a sus posiciones actuales.

La falta de naturalidad en esas posiciones, el croata lleva más tiempo pero ya no tiene la guía de Alonso y Kroos solo fue pivote en ocasiones aisladas, la coordinación con la línea defensiva brilla por su ausencia. Una defensa que además se acula en exceso. El resultado es un equipo largo, con muchos espacios entre líneas y que sólo se salvó por la calidad de sus atacantes y la debilidad del rival.

En la segunda parte el Basilea tuvo más y más claras ocasiones que el Real Madrid. Demasiadas concesiones en el Bernabéu ante un equipo tan pequeño. Ancelotti debe decidir cómo jugar. Lo de estas primeras semanas no es un equipo. Es un grupo de jugadores en el que todos piensa que esa tarea no es responsabilidad suya. Que lo haga otro.

Si los delanteros no van a bajar hay dos opciones: La primera es que presionen arriba la salida de balón del contrario, pero para eso debe adelantar las dos líneas traseras. La segunda opción es mantener la línea en tres cuartos de ataque, pero en ese caso la defensa tiene que juntarse más con la media. La otra variante sería atrasar todo el equipo de partida para ser un equipo más contragolpeador, una alternativa que seguro no desagrada a Bale o Crisitiano.

En resumen, casi cualquier cosa vale y es aceptable, pero como premisa el equipo tiene que actuar de forma más coral y más solidaria. Si Ancelotti no logra estos objetivos con esas piezas no le quedará más remedio que cambiarlas.

Twitter: @vic_almiron
Anuncios

Las comparaciones son odiosas

_Mundial_Corea-Japón_2002_t670x470Las comparaciones son odiosas, siempre, pero la Brasil del Mundial 2014 parece estar opositando a salir en el diccionario junto con la definición de este dicho popular. Echando la vista atrás al último (y único) Brasil-Alemania en un campeonato del Mundo, encontramos la final de 2002. De aquella canarinha solo queda Scolari en el banquillo, aunque no de manera continuada desde entonces. Lo demás es un despropósito de Seleçao, que avanza en <<su>> Mundial a trompicones, esperando que el fin justifique los medios y la copa borre de la memoria colectiva que esta Brasil, violó sin escrúpulos su historia y su eterna manera de entender el fútbol. El jogo bonito.

Cuando Pierluigi Collina dio el pitido inicial aquel 30 de junio en Yokohama, los once brasileños que formaban en el césped eran: en la portería Marcos; en defensa tres centrales con Edmilson incrustado entre Lúcio y Roque Junior, y en los laterales probablemente los mejores que jamás vistieron la verde amarela, Cafú y Roberto Carlos. Por delante de ellos, y para sujetar la tremenda tormenta atacante que suscitaban los nombres que mencionaré a continuación, estaba Gilberto Silva; y después el huracán, Flanqueaban a Rivaldo dos interiores que dejaban la banda a los laterales cuando no la ocupaban ellos, Kleberson por derecha y un joven Ronaldinho por izquierda; todos ellos al servicio de O Fenomeno, Ronaldo Luiz Nazario da Lima. Ronaldo, para los amigos.

Esta noche Brasil saldrá a la cancha con un once con una filosofía muy distinta. Scolari ha adaptado la selección a una serie de jugadores más bien físicos y con poco amor por el ataque combinativo y estético. Con Julio Cesar en la portería y dos laterales a años luz del nivel de 2002, los mejores del equipo, de lejos, son los centrales David Luiz y Thiago Silva (que no estará hoy). Luiz Gustavo sería más que necesario en una Brasil con tendencia al desenfreno, pero nada más lejos. Esta noche estará ayudado por Paulinho y Fernandinho, por lo que Oscar será el único medio-mago en un once del que se cae por lesión el único resquicio que quedaba de la samba brasileña, Neymar. Hulk, y el que probablemente sea el peor número nueve de la historia de Brasil en los mundiales, Fred.

Las comparaciones son odiosas, pero entre esta Brasil, y las distintas generaciones que han enorgullecido a la nación del baile y la alegría futbolística, el abismo es tal, que hasta los brasileños rezan cada día por ganar este Mundial, no conciben otro desenlace, es una de las razones por la que aún no han dado la espalda a este grupo. Bueno, la otra era Neymar. Brasil ganó en 2002 a Alemania en un deporte en el que siempre ganan los alemanes, pero quizá esa solo fuera la excepción.

Víctor Pernas (@VPernas)

El Pipita siempre está de moda

HIguain-NapoliTenemos al Napoli fuera de Champions y Europa League a las primeras de cambio y nada más y nada menos que a 17 puntos de la Juve en Liga (eso sí, habiendo perdido solo 4 encuentros). Las aciagas noches de eliminación europea del conjunto del sur de Italia han tenido un denominador común: ambas han contado con fallos de Higuaín frente al portero rival en momentos clave, como ya le ocurriera al ariete argentino vestido de blanco ante Lyon (2010) y Borussia (2013).

Dar este dato es muy doloroso para un higuainista acérrimo como se proclama un servidor, pero es en los momentos de crisis cuando uno tiene que reforzar su fe. Es en estos momentos cuando os voy a explicar porqué sigo siendo higuainista y lo seguiré siendo muchos años más.

Ser higuainista es ver al Pipita fallar un mano a mano en un momento crucial de un partido y comenzar a quejarte para tus adentros: “¡Ay este chico! Si es que claro luego dicen, normal que digan”. Pero justo cuando vas a soltar al aire tu segundo lamento, le ves hacerse 40 metros a sprint para presionar al defensa o para recuperar un balón. Y te callas.

Ha salido máximo goleador de las eliminatorias mundialistas sudamericanas en competencia con Suárez, Falcao, Alexis o su compañero Messi. Y es que es ahí, cuando tiene para quien jugar, es cuando se ve al Higuaín más útil. Como cuando cada kilómetro que hacía lo aprovechaban Cristiano o Benzema (con el que, contrariamente a la leyenda, formaba un excelente equipo sobre el césped).

Higuaín es un jugador que no está tocado por la varita de la magia, apenas probó unas gotas del caldero en el que se cayeron Cristiano, Messi, Ibra o Falcao, pero eso no hace si no darle más mérito a su trayectoria. Higuaín ha escalado a base de sudor y mucho esfuerzo, y allá ustedes si quieren de él lo que no es. 

Víctor Pernas (@VPernas)