Archivo de la categoría: Fútbol Alemán

Esperar y correr, la única oportunidad del Borussia

reusLlega el partido contra el Borussia de Dortmund con ánimo de vendetta entre los aficionados y jugadores del Real Madrid. El ambiente es, no obstante, algo deslucido, por la percepción de que el equipo germano no llega en las mismas condiciones del año pasado.

Cuando tuvo lugar el sorteo, el equipo blanco era favorito claro. Hoy, unas horas antes del partido, sigue siendo así, pero el Madrid dista ahora mismo de ser ese equipo sólido que cabalgaba por encima de los 30 partidos sin conocer la derrota. El bajón físico de Modric o Alonso, preocupa. Además de la derrota contra el Barça, el partido contra el Sevilla evidenció grietas en la zaga cuando tuvo que correr hacia atrás. Y es de esperar que en la eliminatoria lo tenga que hacer varias veces.

Aunque la baja de Mario Götze es ciertamente la única de nivel que ha sufrido el equipo, las lesiones han perseguido a los de Klopp toda la temporada. Tampoco estará Gundogan, el arquitecto de su fútbol. Ni Robert Lewandowski, sancionado para el partido de ida.

Con bajas también en defensa, aunque con Matt Hummels ya recuperado desde hace unas semanas, el Dortmund sólo tiene una carta por jugar. Sin Götze y Gundogan, y ante un Madrid que quiere más la pelota que el año pasado, ya no puede abrumar desde el toque y la posesión. Sus opciones pasan por ser muy sólidos atrás y atacar con la velocidad de Marco Reus y Aubameyang. A lo que habría que sumar a Lewandowski para el partido de vuelta, si es que llega con opciones.

El Real Madrid es claro favorito, pero resulta que la principal virtud de su rival viene a incidir en lo que se ha mostrado como una debilidad en las últimas fechas: el excesivo espacio entre la defensa y el centro del campo, que hacen un equipo demasiado largo, ideal para un jugador como Reus. Viene de hacer un hat-trick este fin de semana, y sobre él pivotan todas las esperanzas de un equipo deslucido pero que sigue teniendo armas para incomodar a cualquiera.

Víctor Ruiz de Almirón

La Liga y la Premier, incógnitas de una Europa sentenciada

Daniel-Sturridge-5793372Sólo falta poner fecha y hora. Pero gran parte de las ligas europeas tiene ya un escenario de aquí a final de temporada bastante definido. En ese contexto, tan sólo la Liga y la Premier mantienen la emoción, con una lucha en los dos países que no se recordaba en mucho tiempo.
En Alemania, tras una nueva exhibición, el Bayern de Munich tiene ya 20 puntos de ventaja sobre el Borussia de Dortmund. En su victoria 16ª de manera consecutiva, un nuevo récord en la Bundesliga, los de Guardiola se permitieron el lujo de empezar perdiendo ante el Wolsburgo, para posteriormente dar la vuelta al choque con cinco goles en poco más de quince minutos. Si mantiene el ritmo de victorias, podría ser campeón en cuatro jornadas, independientemente de lo que haga el Dortmund. Si hubiera algún pinchazo podría ser campeón ya en el mes de marzo.
En la Serie A, los 14 puntos de ventaja de la Juve sobre la Roma, aunque los de la capital tienen un partido menos, parecen definitivos. Sería el tercer Scudetto consecutivo para los de Conte, que la próxima temporada tiene que abordar la lucha por la Champions League como absoluta prioridad si no quiere estancarse. Nápoles y Roma lucharán por la segunda plaza, distanciados ahora por tres puntos tras la victoria de los napolitanos este fin de semana. 1-0 con un cabezazo de José Callejón. Alejan con esa victoria a la Fiorentina, que ya está a 10 puntos, lo que prácticamente les garantiza plaza Champions.
En Francia y Portugal, PSG y Benfica tienen cada vez más cerca el título tras haber alejado a sus inmediatos perseguidores a 8 y 7 puntos respectivamente. Lo mismo que en Holanda, donde el Ajax ha abierto una pequeña brecha de seis puntos sobre el Vitesse. Amén del Olympiacos de Michel, que no había perdido un partido en toda la Liga pero que ha caído en las dos últimas jornadas, justo cuando podía ser campeón y en mitad de la borrachera de la victoria en Champions ante el Manchester United. En cualquier caso, una victoria más les da el título, y podrían serlo ya la semana que viene si falla el PAOK.
Así, la emoción por el título parece radicar exclusivamente en España e Inglaterra. La distancia de cuatro puntos entre el primero (Real Madrid) y el tercero (F.C Barcelona) es genuina de nuestra liga. Además, la existencia del Atlético de Madrid como tercero en discordia abre una ventana a un final con tres candidatos, algo que no sucedía desde aquella Liga de Capello en la temporada 2006/2007 en la que el Sevilla llegó con opciones matemáticas a la última jornada. Fue una Liga que se ganó con 76 puntos. Tiempos muy distintos a los actuales.
En la Premier, aunque la tabla muestra una importante ventaja del Chelsea, se debe en parte a las consecuencias del apretado calendario y algún partido suspendido por la climatología. El Chelsea gobierna con 7 puntos de ventaja sobre Liverpool y Arsenal, que tienen un partido menos. Y luego está el caso del City, a nueve puntos del liderato pero con tres partidos menos. Si los gana, empatarían con los de Mourinho. Se presume un apretado final, pero cualquier fallo en estos partidos pendientes promete ser casi definitivo para los que persiguen al Chelsea.
Víctor Ruiz de Almirón (@vic_almiron)

Bundesliga, tú antes molabas

bayernmunich301113_4Durante los últimos meses han sido múltiples los artículos que alababan la liga alemana. Ciertamente, la temporada pasada fue emocionante, no tanto por la igualdad en la competición doméstica, sino por el excepcional nivel que mostraron en Europa tanto el Bayern de Munich como el Borussia de Dortmund. No obstante, el equipo amarillo le había arrebatado las dos últimas ligas al equipo ahora dirigido por Pep Guardiola.

Pero hay síntomas en esta temporada que apuntan a que estamos ante los primeros pasos de lo que amenaza con ser un monopolio sin parangón en las ligas europeas. Si el «bipartidismo» Real Madrid-Barça llegó a ser irrespirable para muchos aficionados, lo que está sembrando el Bayern de Munich amenaza con despejar cualquier tipo de contestación en la competición doméstica.

En la actual temporada, lleva ya 13 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Bayer Leverkusen, y 17 sobre un Borussia de Dortmund de capa caída. El Bayern de Munich se ha convertido en un equipo sólido al que los rivales de su país apenas pueden hacerle gol, sólo ha recibido 9 goles en 18 partidos. 

Gracias a su superioridad económica y a la influencia histórica sobre el fútbol alemán, el Bayern de Munich ha configurado un equipo con un fondo de armario tremendamente solvente, acostumbrado a la rotación y que no domina sólo el fútbol nacional sino que camina con paso de hierro en la competición europea. Su evolución continúa, pero desde la excelencia, pues ha jugado tres de las últimas cuatro finales de la Champions League.

Podríamos afirmar, observando la plantilla, que el equipo suplente del conjunto bávaro iría segundo en la Bundesliga. Este plantel se ha configurado en parte por la adquisición de «perlas» de los equipos alemanes que le plantan cara. Una estrategia que no hace sino aumentar la brecha entre ellos y el resto de rivales. La Bundesliga sigue siendo un modelo a exportar desde el punto de vista de su gestión económica, de la afluencia de los aficionados a los estadios, pero desde el punto de vista de la competitividad deportiva esta Bundesliga ya no mola tanto

@vic_almiron