Se le fue de las manos

cnt519545_h348_w619_aNoChange_feo-gesto-de-di-maria-con-la-grada-del-santiago-bernabeuPara intentar ser totalmente objetivo, describiré a Di María como un jugador rápido, desbordante, eléctrico, zurdo y con mucha voluntad. Para verter un poco lo que opino sobre él diré que no sabe usar la derecha ni para sacar de centro, que siempre hace el mismo regate, prueba con el mismo centro,  y con la misma estrategia. Que cuelga bien un balón (que suele ser magistral) de cada cinco y que comete errores de bulto cuando tiene el balón en zonas comprometidas defensivamente. Que es bastante mejor por la izquierda y que es uno de los últimos jugadores que utilizaría para jugar a banda cambiada debido a que técnicamente, no es un portento que digamos.

Ahora que ya sabéis lo que opino de él, para suavizar un poco el panorama, hay que decir que el Fideo ha cumplido un gran papel en el Real Madrid desde su llegada, aunque ha disfrutado de muchos más minutos de los que su calidad le podría haber labrado en un Madrid mejor. Pero Angelito es un jugador que es más ambicioso fuera del campo que dentro, y que solo rinde al máximo cuando le ve las orejas al lobo. Un hombre que quiere reconocimiento a cada buena acción que comete, pero que no digiere las críticas cuando lo hace mal. Una raza de jugador que no suele estar cómoda mucho tiempo en el Bernabéu (Sneijder o Robinho pueden contarle cosas al respecto).

El lunes Di María tenía en su mano lo que probablemente sería la última titularidad en un tiempo, debido a la recuperación de Bale tras un golpe que  tuvo en el gemelo mientras entrenaba. Pero como de costumbre, no cuajó una gran actuación ante su público. Lo que, unido a un episodio de despachos y peticiones de mejora de contrato bastante recientes, propició una pitada al argentino cuando abandonaba el campo en pos del extremo galés. Y allá que fue Di María, con su mano derecha (lo cual a mí me sorprendió) a agarrarse el ‘paquete’ en lo que más tarde él mismo definiría como un gesto de “acomodo”, normal en los hombres.

Al parecer, el público y la prensa no fueron los únicos que lo vieron como un gesto despectivo, ya que el club le ha abierto un expediente sancionador. Pero bueno, a él ¿qué más le da?, Di María está tensando una cuerda que no le conviene tensar, y más en año de mundial. Ancelotti ya ha dicho y demostrado que, seguramente por no tener más opciones, cuenta con él y lo hará hasta el final. El Fideo quiere irse a cobrar más por hacer lo que hace, que aquí hay que sudar mucho, por eso siempre opta por discursos victimistas cuando habla en los medios. Pero todo apunta a que no habrá salidas en invierno, y Di María se está ganando todas las papeletas para perder la posición viendo el rendimiento creciente de Jesé.

Esta historia no es nueva en el Madrid, y lo nuevo sería que acabara bien. Pero eso solo el tiempo lo esclarecerá.

Víctor Pernas (@VPernas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s